Páginas

lunes, 23 de mayo de 2011

Luz

LUZ, luz,
dejad  que entre la luz,
corred las cortinas, levantad las persianas
que todo se llene de luz,
que desaparezca la negrura  acumulada en siglos
que como pringosa humedad baña las paredes
de la casa vacía.

AIRE, aire,
dejad que entre el aire,
abrid las ventanas,
que el vendaval de estos nuevos tiempos
arrastre consigo el veneno pesado y meloso
del victimismo y el engaño.

RESPIRAD, dejad que respire luz, que mis ojos descubran el nuevo aire,
que mi mente y mi alma se embriaguen de verdad, de comprensión, de valentía.                            
JcS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada