Páginas

sábado, 24 de diciembre de 2011

Somos malditos trasnochados











Hacemos morada de esta noche seudopoética
infectada de luz artificial,
de empalagoso y hueco ruido.
Es aquí donde más seguros nos sentimos,
un paradójico refugio de luces parpadeantes
que atraen las bombas enemigas.
Se entonan cantos de sirena travestida
de guerrero, sibilinas profecías
anuncian el fin.
Consumimos sobredosis alcohólicas
de fingida valentía, rodeados de semejantes,
cercados por multitudes que creemos hostiles.
En ese “don de la ebriedad”
nos proclamamos auténticos,
pecaminosamente puros
enfrentados a la fascista corrección,
siervos de placeres falsamente devastadores. 
Hacemos de la iluminación nuestra causa
y nos descubrimos ungidos de malditismo.
Somos un remanente caduco
de neorromanticismo adaptado
a los tiempos del Iphone,
cautivos de la diferencia mal entendida.
Sentimos necesidad de autocompasión,
nos debatimos entre el heroísmo y el crimen.

La mañana nos rescata,
la luz nos desvela la realidad no disfrazada,
nos convertimos en verdaderos
celebrantes de los días.

JcS

martes, 20 de diciembre de 2011

Indolencia o fuego

Sobre el frío páramo que intuyo
debo escribir, porque mis manos
obedecen a la búsqueda de cálido consuelo.
Ahora que la nada empieza,
ahora que el poco acaba,
y de cíclicos retornos todo está estructurado,
es muy posible que se multipliquen
los argumentos para la denuncia y el cabreo.

Aún con eso, incoherentes, los átomos, las moléculas
y otros elementos de orden anímico
formantes de mi yo,
se muestran en clara disonancia
con la jacobina verdad.
Dentro de mi espíritu de vencido hombre
se elevan a potencia infinita las razones para la renuncia
por abatimiento.
Ahora que no puedo dejar de presentir
que las esperanzas son frágiles
y claramente fugitivas,
ahora que del escapismo
podría hacer defensa y excusa,
busco, por necesidad, una vez más, la posición correcta.

Dudo
entre dejar que mis venas inyectadas de nitrógeno
adormezcan el alma ciudadana, a la espera, 
indolente, de tiempos soleados,
o hacer del frío 
la causa para redescubrir el fuego.
JcS

sábado, 17 de diciembre de 2011

jueves, 15 de diciembre de 2011

De palabras y realidades

Los conceptos están vacíos
si no hay contacto con la realidad nombrada,
la física presencia de la idea.
No hay ausencia
si no me doblo sobre mí mismo, herido
por la existencia de tu hueco en mi espacio.
No hay felicidad sincera,
si mi diafragma no desobedece  
al nervio y provoca la carcajada
desde el estómago,
irreprimible, incontrolable.
No me vale la justicia si es sólo una retahíla
de renglones en un libro, numéricamente articulados.
La justicia es válida siempre que tú, que yo, que él, que ella,
seamos lo que somos,
sin condiciones ni permisos previos.
No hay libertad si no obramos
acorde a ella, aunque sea en un mero crujir de dedos.
No me valen los nombres de las cosas por sí solos,
me valen las cosas ciertas que dieron lugar al nombre.
Esto no es hacer poesía con palabras,
es de la poesía (del hecho mismo) de donde nacen las palabras.
Es el mundo lo que quiero
presente y accesible, para desvelarlo, definirlo, asumirlo
y envolverlo en versos.
JcS

lunes, 12 de diciembre de 2011

Estados II

De gravedad inversa
son tus abrazos que me elevan
a 9,8 m/s.
Tu invasión mística, mi éxtasis
rotundamente humano, remueven cimientos
con alto grado de telúrica potencia,
arrancándome de la tierra,
cercenando mis raíces.

De ascensión truncada
son tus ausencias que me arrastran
por un sólido mar de sal
con los pies llagados.
Llevo la sombra del olvido
y la indiferencia
cosida a la espalda.
JcS

jueves, 8 de diciembre de 2011

Borroso














Que estoy cansado de mi absurdo cotidiano
no es una verdad revelada por arcángeles
macabros y chistosos
que juegan a ser mensajería instantánea de Dios,
es una realidad que noto en las costillas,
en los pulmones y en la mandíbula apretada
masticando piedra.
Que a veces domina la apatía y el desorden es un hecho
cincelado a base de martillazos torpes,
el resultado, un artefacto algo alejado del canon
pero tampoco aceptado en la vanguardia,
un engendro desechable.
La vida últimamente me está pesando
y nunca tuve voluntad de Atlas,
que quisiera haber sido Apolo en el Parnaso
y me ha tocado mortal de penúltimo rango.
Que use un blog como sala de terapia
es una excusa para sesenta euros de ahorro
o necesidad, quién sabe, de consideración ajena.
La escritura libera, dicen algunos,
Capote decía que flagelaba,
claro que él hablaba de dones y de genios,
yo compongo sílabas en ilógico orden
para que alguien, si quiere, las descifre
o crucifique.
Cada día soy más exhibicionista
destapando miserias escondidas,
aunque todo se siga viendo borroso.
JcS

lunes, 5 de diciembre de 2011

Manida metáfora de la vida como un tren y golpe intermedio de platillos

Las pretendidamente honestas promesas
son altamente volátiles,
las infinitas bondades sí conocen un límite.
Todos los conceptos absolutos
son ceniza en la puesta en escena,
no son mentiras, son engaños
con su oportuna dosis de teatro.

Por eso, consciente de la trampa, aspiro a ser
adicto a los extremos,
aunque prometa, protocolariamente,
bajarme en la estación intermedia.


[No es verdad que el acróbata busque el equilibrio sobre la cuerda.
Perturbado y romántico
 está obscenamente encaprichado del peligro,
no lo dice, lo suda en las alturas.
La pértiga es sólo una distracción
para que no podamos descubrir el plan oculto en su rictus.
Lo que desea es saltar,
abrazarse a sí mismo en el vacío,
la pirueta insuperable y última,
eso sería el verdadero espectáculo]


El destino diario es la estación de la sosa virtud
la calma chicha,
pero fingiéndome despistado me la salto
para llegar al final de línea,
al borde del azotea,
a disfrutar del vértigo.
JcS

sábado, 3 de diciembre de 2011

De dudas y certezas



En instantes de súbito y mental desorden
descubro,
sin desvelos, sobresaltos, ni necesidad de espejos,
que las cosas que ahora sé son pocas,
quizás dos o tres,
pongamos siete.
Acepto el hecho sin rasgarme la autoestima,
será que perdí la dulce arrogancia de mis veinte años,
entonces, poseía un absoluto y celebrado conocimiento de todo.
¡Cuánto esfuerzo requería demostrarlo en interminables charlas,
entre tazas de café y copas de vino!

Hoy, un día cualquiera de diciembre,
a los treinta y dos,
declarada cifra perfecta hasta el próximo marzo,
veo que un batallón de dudas devora,
sin dar resuello alguno, a las certezas que no son tal.
Es un oblicuo alivio no estar seguro
de las causas últimas, de los accidentes intermedios,
de los próximos pasos.

Mi amigo “O” dice que soy un hombre aburrido y refunfuño,
mi amigo “I” exprime cada segundo y me lo recomienda.
Yo, que creo en los puntos de inflexión,
que en los puntos de no retorno nunca he creído,
puede que mañana les haga caso, 
que cambie algunas cosas, que respete otras.

Cada día soy más feliz por saber un poco menos,
tendré que aprender a reconocer
quizás desde un principio.
Me he sentado a escribir, entre embobado y contento,
aceptando mi renovada ignorancia.
La poesía me mira con una cómplice sonrisa,
ella tampoco ronda ya  los veinte años.
JcS

miércoles, 30 de noviembre de 2011

La culpa es de Otis Redding



Sentado en el muelle de la bahía,
un embarcadero en Boston,
o puede que una tarde de noviembre en Manhattan,
esto quizás sea una película americana,
(el cielo tiene que ser gris;
nube gris, tópico, tristeza,
no nos saltemos los códigos).
Uno de los dos quiere dejarlo:
"ya no te amo".
Claramente esto es un adios.
(Everybody's talkin?,
hoy no te toca, Harry Nilsson)

...o quizás no sea así,
el cielo es azul, es junio, no noviembre,
ellos se aman,"para siempre", eso prometen.
Después, toda una noche en vela,
una habitación,
neón de colores al otro lado de la ventana.
Despierta, móntate en un taxi amarillo,
despídete en medio de Fifth Avenue,
(todo sucede siempre allí, Holly Golightly lo sabía,
gracias Mr. Capote),
date la vuelta, mira por la luna trasera
apoya la mano en el cristal, el taxi gira.
[ahora es el momento de la canción,
pulsa play si no lo hiciste ya]

Una suave brisa iría bien,
mejor mayo que junio, una playa de New Jersey,
se mueve tu pelo, ondea tu ropa, 
efecto conseguido (perfecto anuncio de perfume caro,
no, mejor, esto es una cursi peli americana).


Se oye el ruido de una estúpida moto,
y vuelvo aquí, a Madrid,
es noviembre,
aquí no hay muelles, no hay bahías,
hoy no tengo de quién despedirme.
Esto me pasa por ponerme a fantasear…

...la culpa de todo es de Otis Redding y de su forma de silbar.
JcS

domingo, 27 de noviembre de 2011

Bucle

Posso tentare di nasconderti
sotto l’ombra di parole
straniere, ma questo non farà
                                      più facile la fuga...

Puedo pensar que cerré tu puerta
con la idea de abrir catorce más
y me encuentro deambulando
en “ruinas circulares”.

Quise viajar al “sur”,
promesa de renovación (extinción),
ahora he vuelto a las salas hexagonales
de la “biblioteca de Babel”,
me arrojo a los sumideros.

Vivo entre la duda y el comienzo
original y anafórico.
Cada segundo lo tomo
                                    por un nuevo principio.

Posso...
JcS

martes, 22 de noviembre de 2011

Lucidez












Por momentos me obligo a recordar
que el mundo emerge a dos centímetros de mi cuerpo,
lo interior es sólo mi particular cosmogonía,
irreal, frágil, condicionada por un sinfín de fábulas,
aceptadas, pero no posibles, un Génesis manipulado.

Por momentos me obligo a recordar
que a cinco pasos está la puerta de este refugio.
Fuera deambula el resto de la existencia,
la parte del hecho que no soy yo.
Ellos, los que habitan los páramos externos,
no son sólo sombras en una caverna
explicables en psicoanalítica terapia.

Por momentos me obligo a recordar
que deseos no son realidades,
que las realidades pocas veces se asemejan a los deseos,
estos se alimentan de la espera,
preparados para estallar en un apocalipsis de cordura,
dura imposición que arrasa mi universo,
aquel que no existe, aunque yo lo habite.

JcS

jueves, 17 de noviembre de 2011

Conceptos manipulados

Extraña la geografía de tus horas,
si tus manos permanecen, promesa de infinito,
tus pies y tu cabeza marcan el punto de fuga,
cuestión de medidas.
Pragmática tu condición de idealista,
la definitiva revolución sentimental
de hoy, ya no es válida en los deseos programados
de mañana.
Rentable tu entrega permanente y pasajera,
alcohol volátil que embriaga en microsegundos,
con contraindicación, en tres golpes de aguja
te devuelve a los callejones.
Macabra tu lenta y equívoca despedida,
porque suele parecer
que siempre estás de vuelta.

JcS

domingo, 13 de noviembre de 2011

a P.P.P.





[La cacciata de Berlusconi en Italia, motivo de alegría, y el temor a lo que puede llegar aquí dentro de poco,hacen que me acuerde de Pasolini. Pienso que todo lo que él era, decía y representaba ofendía a esos que ahora se van o, desgraciadamente, están de vuelta]



Brotará como raíz de tierra sedienta; no hay buen parecer en él, ni hermosura; despreciado y el último de los hombres; varón de dolores, experimentado en quebrantos (Isaías 53:2-3)


De ese hombre  busco
más el dolor que el  arte,
de mi cuerpo busco
más el daño que el placer.
Quiero ser discriminado, humillado, maltratado, escupido y vomitado,
y así  empezar de cero.
Mudo la piel de víbora acechante a la que todos temen
por la de ángel guardián,
vengativo emisario, feroz oráculo,
servidor de dioses crueles que juegan al capricho.
Desprecio un mundo
que no quiero cambiar, que no es el mío.
Voy a renacer del mar de Ostia,
de la cabeza abierta,
de la sien sangrante,
y no ser comunista, ni fascista, ni reformador, aún menos artista.
Quiero ser víctima, no ejemplo,
no quiero que la muerte tenga algún sentido,
no busco ser mártir, ni héroe, ni disputa.
Quiero ser sólo despojo entre los juncos y pantanos,
que me devoren los peces, los burócratas y los obispos,
invitados todos al banquete caníbal.
JcS

sábado, 12 de noviembre de 2011

¿Cuál es la verdad?




-¿Cuál es la verdad? ¿Es lo que pienso  de mí mismo? ¿O lo que piensa la gente, o lo que piensa ese de allá dentro?


-¿Qué sientes dentro de ti? Concéntrate bien ¿qué sientes? ¿Eh?


- Sí, sí, sí, siento que hay algo dentro…


-Esa es la verdad,pero…shhh…, no hay que nombrarla, porque apenas la nombras deja de existir.


Che cosa sono le nuvole? P.P.Pasolini 

jueves, 10 de noviembre de 2011

Muertos

Los perros  de mi calle
aúllan a los muertos
 que deambulan  a cualquier hora
sin drama, ni objeto.
Ellos,
los muertos,
ya no conocen  
el tiempo y las ausencias.
Para ellos,
para los muertos,
sólo hay presente,
el pasado se les quedó
al otro lado (los recuerdos

son cosas de vivos),

el futuro,obviamente,

es inconcebible

tratándose de ellos.
A  estos pobres,
a los muertos, los entiendo,
por eso ellos siempre me miran
al cruzarnos,
aunque yo no pueda verlos.
Mientras yo estuve muerto
engullía los versos que ahora
irremediablemente vomito.
Entonces todo era presente,
¿qué podría conservar de mí
sin un  futuro donde descubrirme?
Ahora que estoy vivo
siento un amor confuso
por ellos,
por  los muertos.
Hoy  tomo el lápiz,
quizás les dé algún futuro
en dos o tres reglones.
JcS

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Ich bin an stupid uomo


Ich bin an stupid uomo

Estúpido, en su tercera acepción: “estupefacto”

Stupirse

 Be surprise

S'étonner

Me asombro de la creciente necedad del hombre,

             necio: "ignorante y que no sabe lo que podía o debía saber"

                        ¿Pero es que el hombre es necio per natura?

Decepción 

anticlimax

banho de água fria

¿La decepción es justa en estos tiempos? 

“Descreída  y exigente esta sociedad”, dicen los oradores.

          ¿Y ellos no entienden el porqué?

Confío en la reinvención del hombre

            reinvention

                        reinvenção

                                   REVOLUCIÓN
JcS

lunes, 7 de noviembre de 2011

Fugas transversales




Son multitudes las que escapan del rojo al azul
rehenes de un inexplicable y confuso daltonismo de las ideas.
Yo, ignorante quizás de la paleta de colores,
sólo veo en ello una aburrida migración dentro de una escala de grises.
Sí es verdad que el rojo sólo es rojo en potencia que no en el acto,
pero ese azul, ¿no es acaso negro?
¿Será pues el verde el color de la frescura?, verde es el color de la vida,
mas aquí se presenta sintético e improbable.
Quiero saber cuál es la elección correcta,
pienso en la posible mezcla, pero esta me conduce amarga e irónicamente al marrón.
Si decido abstenerme y refugiarme en el blanco,
quizás luego me instale en el arrepentimiento y la nostalgia de los colores.

JcS

lunes, 31 de octubre de 2011

domingo, 23 de octubre de 2011

Deambulotología

Las calles amanecen sin nombres
para que así no podamos llegar a ninguna parte,
¡sigamos deambulando!

En cada cruce
de miradas,
inventamos, creamos, rehacemos relatos vitales,
discursos marcados por los deseos y los anhelos,
ignorantes, conscientemente, del pasado que a todos 
nos guía hasta ese punto.

Esta es una ciudad de anónimos, de paseantes sin rumbo,
a la deriva, a la espera
de chocar con semejantes a los que dar el abrazo definitivo y fugaz.

Siéntate en un café,
observa cada gesto, escucha cada palabra, interpreta cada mirada,
reconstruye el cambiante puzle. 

Ellos, que no existían, son ahora parte de ti,
son los personajes de tus historias.
 JcS

martes, 18 de octubre de 2011

Oda iluminada por Walt Whitman

Quédate junto a mí,
reinventando nuestra vida a cada segundo.
No le daremos nombre a las cosas para que no tengan fin,
no invocaremos a ningún nuevo dios,
apóstatas de los existentes.
Nadie será ungido por ningún profeta,
no habrá poder, no habrá tiranos,
ignoraremos las leyes humanas, civiles, naturales,
nuestra única norma será la inercia del contacto.
Nos guiaremos el uno al otro,
aplacaré tu sed  y saciarás mi hambre.
Poseeremos el conocimiento de los dichosos.
En ti leeré el porqué del universo,
en mí leerás la verdad de nuestra existencia.
Caminaremos con la inseguridad del bebe
en sus primeros pasos,
caeremos y nos levantaremos porque el sendero es largo,
porque nuestros pies siempre pedirán un paso más.
La fatiga no podrá detenernos,
encontraremos fuentes de agua fresca, nuevos puertos
donde llenar nuestras naves con  historias de otros.
Ahora toca sentir,
arrancar la secas escamas que cubren nuestros ojos,
desollar y mudar la piel  como las víboras,
comenzar de nuevo.
Busquemos la revolución total,
el renacer a la libertad,
sin Dios, sin patrias artificiales a las que invocar para matar.
Descubre conmigo la utopía realizable.
Dame tu  mano alma amiga,
cantemos la belleza del hombre
y desterremos la culpa de la expulsión.
Dejemos que los ríos fluyan
desde lo más profundo de nosotros mismos.
El universo se expande  porque nosotros somos su fuerza centrífuga,
la poética perfecta,
la clave del verso sublime.
Somos arquitectos de la más compleja de las ciudades,
la ciudad del hombre que derrotó a la ciudad de Dios,
hundida para siempre en el abismo.
Somos hijos de nuestra propia elección,
respiramos el aire de un nuevo Edén.
JcS

lunes, 10 de octubre de 2011

Estados

Ajeno, espero,
crónica ausente de un abandono.

Impaciente, me muevo,
crónica febril de una emergencia.

Cobarde, desisto,
crónica  asumida de una derrota.

En pie, permanezco,
humano relato de una conquista.

JcS

viernes, 7 de octubre de 2011

Desertor

Camino, quebrado como mástil sin vela,
palo inútil al que solo dan vida los musgos y carcomas
que llevo por medalla.

Ausente e intuido como el agua del caño en verano.
Seco como el polvo que añora ser barro en el fondo del barranco,
anhelando transformarse de nuevo en fértil tierra.

Deambulo por laberintos circulares, desertor de la batalla
sin un hogar al que regresar.

Vosotros que atónitos y alucinados me observáis
ya no me consideráis hijo de la tierra.

Y si antes de partir me aclamasteis como héroe,
ahora rogáis al cualquier dios para que vuestra memoria
sea frágil y misericordiosa,
queréis ser capaz de perdonaros mutuamente y arrinconarme
en la inmensidad del desierto.
JcS

lunes, 3 de octubre de 2011

Atrapo

-¿Qué haces?
-Atrapo
-¿Qué atrapas?
-Recuerdos que se me han escapado
-¿De dónde se han escapado?
-Se han escapado de mi cabeza, de mi armario, de mis cajones, de mi álbum de fotos
-¿Y para que los necesitas?
-Los necesito para ser yo, sin recuerdos propios podría ser cualquier otro menos yo
-Mejor, así podrías ser alguien nuevo cada día.
-Si me das los tuyos podría ser tú
-No podemos ser yo los dos al mismo tiempo
-Quizás sí podamos
-Quizás sí…bueno, pues,… yo nací un cuatro de septiembre
-¿Qué haces?
-Darte mis recuerdos, para que puedas ser yo
-Esos no son tus recuerdos, esos son los recuerdos que  otros tienen de ti, tú no puedes recordar cuando naciste
-Pero es que  yo no recuerdo cuando empecé a recordar
-Yo tampoco lo recuerdo

martes, 20 de septiembre de 2011

Canto no heroico del kamikace

Si tengo que caer, dejadme que implosione,
que arrastre tras de mí un universo que no funciona,
y lo abandone todo en la espiral de un agujero negro.
Si tengo que desaparecer, dejadme que invente antes
un gigante ventilador
con función extra: “desmontar imposturas”.
Dejadme dar un triple salto mortal sin red
para que entre el asombro y el redoble
domine con mi suerte los temores colectivos.
Si tengo que claudicar,
dejadme al menos que componga 
mi propio y prosaico Waterloo.
Si estoy condenado a no existir,
dejadme que sea inútil bala de cañón
disparada apenas un minuto antes de la profetizada derrota.
JcS

domingo, 18 de septiembre de 2011

Precoz final

Descubro aromas alcohólicos en tus encías
mientras mi lengua recorre tus labios
guiada por un rastro de tabaco y whisky.
Mi estomago me sitúa entre la exaltación y el vómito.
No quiero medir las distancias,
te invado con timidez obscena
y unas manos que no son las mías juegan al despiste
con la cremallera de tus pantalones,
escaso éxito.
Provoco más confusión que éxtasis, más carcajada que gemido,
resbalo torpemente sobre tu inabarcable piel,
mis brazos se apartan para que mi boca sacie su narcótica sed
en tu sudor.
No quiero que rías: ¡gime, jadea, grita!
Me esfuerzo por mantener  la constancia rítmica  de un Nijinsky del sexo
y me descubro torpe como hipopótamo en el fango,
abriendo su horrenda boca.
Ante tu estupefacción y mi vergüenza
la humedad se extiende imparable sobre las sábanas.

JcS

jueves, 8 de septiembre de 2011

jueves, 1 de septiembre de 2011

Septiembre



En el primer día de septiembre suele llover como si el calendario en una conspiración infame con el cielo decidiese recordarnos que los días de azul y brisas marinas ya pasaron.

El sol ha quemado tanto las copas de los árboles que a estos no les ha quedado otro remedio que llorar hojas durante meses, árboles heridos en su dignidad por tener que aguardar desnudos el arribo de una primavera todavía inconcebible y lejana.

La realidad se impone, nubes y vientos son el aviso tajante de la invasión inevitable de la rutina. La terrible revelación de que lo que somos está ligado a calzarse con zapatos en lugar de con sandalias, a cubrirse con americanas, camisas o uniformes, a tapar el cuerpo como si de pronto, al igual que Adán y Eva, hubiésemos sido expulsados del paraíso del verano y tuviésemos que avergonzarnos de lo que somos, de cómo somos.

Y para más dolor, el poeta debe ser consciente de que debe abandonar las metáforas otoñales, porque  no puede ser más tiempo un trovador de la melancolía, de los paseos bajo las alamedas, del íntimo dolor que provocan los días grises saturados de nostalgia; sabrá que no puede aferrarse para componer sus versos a los últimos resquicios del verano que parpadeantes intentan resistir al paso de los días: ¡ay, veranillo de San Miguel!, última exhalación del moribundo. 

El poeta debe saber que ahora septiembre empieza con ajustes presupuestarios, con primas y demás familiares del riesgo, que los paseos se hacen a los centros comerciales que hipócritamente alegran el regreso al colegio de niños lloriqueantes, sangrando por otro lado las cuentas corrientes de los padres. Constatará que las televisiones reajustan sus programaciones sabedoras de que las noches son suyas  y nos tendrán atrapados y alienados con sus vomitos disfrazados, cada vez menos, de manjares. Absorto contemplará como las colas de parados se mutiplican por gemación convirtiendo la calles en verdaderos torrentes de seres invadidos por el desamparo. El poeta deberá asumir que ahora septiembre ya no es gris porque se ha convertido en negro, y la culpa la tiene la bolsa, esa bolsa donde arrojamos a la basura los sueños que nacieron allá por el mes de junio.

Pero el poeta también piensa que septiembre es un cambio de camino, en las encrucijadas también se eligen maravillosos destinos. La primera gota de lluvia sobre el rostro le hace de pronto mirar al cielo y escapar así del laberinto sus cabilaciones.

JcS

lunes, 8 de agosto de 2011

Animal

ma l’animale che mi porto dentro non mi fa vivere felice mai
                                                                      Franco Battiato

Este animal que llevo dentro es el amo de mis días,
el instigador de los crímenes de mis noches.
Apaciguo su rabia con plomizas lecturas racionales
que lo adormecen como anestésicas recetas.
Pero basta la asonancia en una rima
o la pura crudeza de un verso libre 
y el animal despierta incontestable,
tritura mis entrañas con sanguinolentos zarpazos.
reclamando su latente libertad.
La bestia me empuja a vagar por la calles,
su instinto devorador se apodera 
de mi vacua voluntad de maniquí humano.
Fabuloso licántropo que no necesita 
de lunas llenas para su metamorfosis
Este animal que llevo dentro,
es más verdad que yo mismo,
lo invoco con conjuros de adormidera y whisky.
Cada día soy más bestia y menos hombre.
El animal que llevo dentro no me deja nunca,
yo no quiero que me deje.
JcS

miércoles, 3 de agosto de 2011

Elegía a Mark Renton

“Drive boy, dog boy
  Dirty numb angel boy”

Mark Renton ha muerto,
sucumbió porque su esencia (yonki way of life) pasó de moda.
¿Heroína? Actualízate Renton, esto es 2011.

En el cambio de siglo no hubo sitio para él,
porque no quiso seguir el modelo señalado.
Ya no se admiten rebeldías, Renton, colócate en la misma fila del resto.

"Se trata de no elegir"- decía, y eligieron por él, eligieron por mí,
eligen por todos.
Creemos poder escapar de aquellos que deciden por nosotros,
¡ilusos!, en realidad nacemos marcados,
clones en la cadena de montaje con instrucciones grabadas.

Nos dejan creer que somos lo que queremos y renegamos de lo convencional,
convencidos de ser únicos,
pero tarde o temprano escuchas:
"Si te sales del camino eres peligroso, chaval".

Mark Renton ha muerto, no podía permitirse ser adulto, 

fue un Peter Pan de suburbio.

Mark Renton ya no existe, ahora es Obi-Wan Kenobi.

Los 90 son historia, yo ya no soy un adolescente 
que ve Trainspotting.    JcS

lunes, 1 de agosto de 2011

Nada de ti


Nada sobre ti, no conozco nada, o quizás no quisiera conocerlo,
porque no quiero arriesgarme, no quiero que puedas adueñarte de mis horas,
tengo miedo de no poder abandonarte cuando para mí ya seas imprescindible. 

No quiero que abras todas las puertas y las ventanas que he mantenido cerradas estos años,
no quiero que la luz me deje verme en los espejos,
aquellos  que dejé que se cubriesen de polvo, de mentiras, de verdades a medias.

Te pido que te vayas cuando quisiera abrazarte,
sentirte junto a mi piel, sentir tu aliento sobre mi rostro. 

Son días iguales todos los que vivo, días de sol radiante,
sol que hiere mis ojos, ojos que buscan sólo la oscuridad.

Quiero que las nubes oculten este mundo,
que la luz no descubra ninguna de las palabras que mantengo ocultas.

"Vete", dicen mis labios mentirosos,
"quédate", dice el resto de mi cuerpo poseído por la verdad.
JcS

viernes, 29 de julio de 2011

Imperativos de urgencia

Déjame que muerda tus horas arrancando tres cuartos de cada una,
que los segundos exploten en mi boca con ese sabor “azulintenso” de los finales.

Dame una sola oportunidad de acercarme a ti,
que con múltiples operaciones la transformaré en toda una eternidad inconcebible,
cálculos donde la cifras se escapan de la pantalla de la calculadora en circense cortejo.

Dame los desvelos de tus tres últimos días, que yo, en un lienzo de brisa,
los transforme en semanas de sonrisas, una restauración precisa y caótica.

Muéstrame tu ventana solitaria, que la inundaré de soles,
astronómica recreación de universos profundos  y extinguidos.

Dame sólo dos palabras para que yo desvele tus secretos jeroglíficos
con traducciones y traslaciones elípticas de conceptos.

No me des otra cosa que no sea el mapa cierto del laberinto en el que habitas.
JcS

martes, 5 de julio de 2011

Variaciones

#1
Serénate impaciencia,
guillotina tu propio yo
y acógete a la velocidad del caracol.

Serénate impaciencia y obedece
a esta razón que me gobierna y me domina.

Arranca las páginas del libro de poemas,
armas cargadas de vanos sueños,
refúgiate en los números y los cálculos,
en las leyes y las fórmulas.

Despierta ilusa impaciencia
pues sabes que larga es la espera,
y en cada segundo se hacen infinitos los siglos.













#2
Desbócate impaciencia,
y desoye a la razón que tiraniza,
pues cada instante debe ser apurado
como el último sorbo de la copa,
como la última calada del cigarrillo.

Desbócate impaciencia,
desintegra las fronteras
de lo calculado y lo impuesto.
Desobedece al reloj que marca las rutinas
y estalla en supersónica escapada.

Que los segundos no te atrapen,
y seas tú quien devore al tiempo en su constante fuga.
JcS

lunes, 4 de julio de 2011

Instante

Ignorando leyes gravitatorias
asciendo hasta la nada
para descomponerme en ella.
Me pierdo en la amplitud de un pensamiento absurdo.
Renuncio a la existencia
convencido de lo inútil de la permanencia como fin.
No pensar para no existir,
no existir para no sentir.
Dejo que todo se desvanezca,
que se diluya,
el vacío en el vacío,
¿la nada o la plenitud?
Apenas dejo un rastro de cenizas
...y vuelvo a empezar de nuevo.
JcS

martes, 28 de junio de 2011

If It Be Your Will

La poesía de Leonard Cohen, la voz de Antony Hegarty



domingo, 26 de junio de 2011

Sirenas de escaparate


Son estos trajes disfrazados de cuerpo
los que marcan el ritmo del desfile.
La ceremonia de la apariencia me seduce,
creo poder cambiar la ruta marcada,
la verdad genéticamente imborrable,
a pesar de conocer el engaño.
Acepto ser sometido al juicio sumarísimo del vacío y el brillante,
creyendo recuperar lo que nunca podría haber sido mío.
Los cristales de cisne lo invaden todo,
una tormenta de nombres enquistados en la gloria
me cubre con promesas de éxito.
Encuentro El Dorado en vitrinas donde cantan sirenas
valoradas en miles de euros.
Busco en todos a uno solo,
pero ese solo es apenas un grupo notas
diluidas en un pentagrama incompleto,
algo inexistente, perfecto, venenoso y vanidoso,
definitivo y efímero,
fui yo quien decidió crearlo.

JcS

lunes, 20 de junio de 2011

Milán

DUOMO

TEATRO ALLA SCALA

GALLERIA VITTORIO EMANUELE II

sábado, 11 de junio de 2011

Desamores 2.0

Quizás sea el viento, el mismo que ha desnudado de hojas los álamos, quien ha querido llevarse las páginas de nuestro libro.


Quizás sea este agua gris del invierno, la misma que horada la roca desvalida, quien ha abierto esta dura distancia en nuestro abrazo.


Quizás sea el fuego del tiempo, el mismo que devora los pastos del estío, quien ha consumido todas las palabras que nos regalamos. 



Descarga poema de ruptura (oferta 2x1) y recibe gratis filtro  de correo para mails con proposiciones sexuales.
Disponible también  versión  de 140 caracteres, ideal para rupturas por Twitter.
JcS

viernes, 10 de junio de 2011

Piece of My Heart

"Hago el amor con 25.000 personas sobre el escenario y luego vuelvo sola a casa"
Janis Joplin
Solo, vuelvo solo
y sólo me espera
la cotidiana ceremonia
de la heroína y el miedo.
Vamos, vamos, nena,
arranca otro pedazo de mi corazón.
Tengo que vomitar las horas del día
para dejar que entre la noche.
Tiemblo porque temo
no poder seguir,
tener que seguir
uno, dos, tres segundos más.
Solo, estoy solo,
no buscaré nada más en los otros,
únicamente encuentro el consuelo
en mi mano y en una bolsa de felicidad blanca.
Siento frío y sudo
y me golpeo con cada objeto que cruzo en mi camino,
mis venas se endurecen,
mi sucia boca se reseca,
me destroza el rechinar de dientes al tirar de la goma.
Mis ojos no ven más allá del cristal de una mesa.
mis estomago late, mi corazón se para,
solo, estoy solo.
Vamos nena, arranca otro pedazo de mi corazón.
JcS


 

sábado, 4 de junio de 2011

Príncipe Pío

Mi pequeña Babel respira  al paso de los trenes.
Próximo tren no realiza parada, 
es una más de las oportunidades perdidas.
El hierro y el cristal de la vieja estación
acogen centros comerciales,
puertos nuevos en el camino a Ítaca,
secretos guardados en renglones de tintas multilingües.
Tantas miradas que se encuentran, tantos guiños fugaces,
tantos anhelos escondidos que intento capturar,
que quiero hacer míos.
Los marcadores luminosos se afanan en la cuenta atrás para el próximo viaje.
Creo historias para cada uno de estos actores,
un universo nuevo en el que me reservo el papel de autor.
Pretendo, insolentemente, decidir
sus amores, sus desvelos, sus pasiones,
y anoto todo en mi libreta.
JcS