Páginas

sábado, 4 de junio de 2011

Príncipe Pío

Mi pequeña Babel respira  al paso de los trenes.
Próximo tren no realiza parada, 
es una más de las oportunidades perdidas.
El hierro y el cristal de la vieja estación
acogen centros comerciales,
puertos nuevos en el camino a Ítaca,
secretos guardados en renglones de tintas multilingües.
Tantas miradas que se encuentran, tantos guiños fugaces,
tantos anhelos escondidos que intento capturar,
que quiero hacer míos.
Los marcadores luminosos se afanan en la cuenta atrás para el próximo viaje.
Creo historias para cada uno de estos actores,
un universo nuevo en el que me reservo el papel de autor.
Pretendo, insolentemente, decidir
sus amores, sus desvelos, sus pasiones,
y anoto todo en mi libreta.
JcS



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada