Páginas

lunes, 1 de agosto de 2011

Nada de ti


Nada sobre ti, no conozco nada, o quizás no quisiera conocerlo,
porque no quiero arriesgarme, no quiero que puedas adueñarte de mis horas,
tengo miedo de no poder abandonarte cuando para mí ya seas imprescindible. 

No quiero que abras todas las puertas y las ventanas que he mantenido cerradas estos años,
no quiero que la luz me deje verme en los espejos,
aquellos  que dejé que se cubriesen de polvo, de mentiras, de verdades a medias.

Te pido que te vayas cuando quisiera abrazarte,
sentirte junto a mi piel, sentir tu aliento sobre mi rostro. 

Son días iguales todos los que vivo, días de sol radiante,
sol que hiere mis ojos, ojos que buscan sólo la oscuridad.

Quiero que las nubes oculten este mundo,
que la luz no descubra ninguna de las palabras que mantengo ocultas.

"Vete", dicen mis labios mentirosos,
"quédate", dice el resto de mi cuerpo poseído por la verdad.
JcS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada